CELAC: Experto de la ONU pide ayuda urgente para las economías regionales más débiles

GINEBRA (27 de enero de 2015) – El experto independiente de Naciones Unidas Alfred de Zayas instó hoy a los mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) a concordar esfuerzos para apoyar a las economías más frágiles de la región.

En vísperas de la tercera cumbre de la CELAC, que tendrá lugar en Costa Rica el  28 y el 29 de enero, el señor de Zayas pidió a los jefes de Estado y de Gobierno regionales que adopten “medidas urgentes para ayudar a las economías más débiles, a liberar los países de deudas externas y de presiones comerciales, económicas y financieras que siempre tienen un impacto negativo en el goce de los derechos humanos.”

“La unidad dentro de la diversidad es necesaria para enfrentar los retos del mundo actual, en particular el cambio climático, las múltiples crisis financieras, el terrorismo, y el delito internacional”, dijo el primer Experto Independiente designado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para la promoción de un orden internacional democrático y equitativo.

La tercera cumbre de la CELAC estará enfocada en la lucha contra la pobreza, la inclusión social, la transparencia y la rendición de cuentas. Los mandatarios regionales también analizarán el tema de la seguridad, la lucha contra el narcotráfico y el respeto a los derechos humanos de todos los pueblos de la región.

“Como mecanismo de concertación regional, la CELAC debe también ampliar las áreas de cooperación con acuerdos concretos en esferas clave para la población como la educación y la salud,” señaló el Experto Independiente.

Zona de Paz

Tras la segunda cumbre de la CELAC, que se llevó a cabo en La Habana el  28 y el 29 de enero de 2014, el Experto Independiente acogió con beneplácito la proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.*

“Durante los últimos años esta región de América Latina se ha consolidado, paso a paso, como Zona de Paz, reafirmándose la defensa de la paz como el principio cardinal de las negociaciones para la solución de conflictos”, observó  el señor de Zayas. “La Declaración de la CELAC constituye un ejemplo a seguir para las otras regiones del mundo.”

El experto en derechos humanos recalcó que la región de la CELAC se mantiene como “la zona de mayor estabilidad en el mundo.”

“El orden internacional necesita ampliar las zonas de paz y adoptar medidas concretas en el plano regional y universal, a fin de garantizar la paz en el mundo, de conformidad con el compromiso adoptado por todos los Estados miembros en la Carta de la ONU”, dijo el Sr. de Zayas.

El Experto Independiente reiteró su llamado a “la adopción de una Declaración de Naciones Unidas sobre el Derecho Humano a la Paz, labor que se discute en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.”

(*) CELAC / Zona de Paz: “Un paso clave contra la globalización del militarismo” – Experto de la ONU: http://www.ohchr.org/SP/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=14215&LangID=S

FIN

Advertisements

Direitos Humanos e Compartilhamento

Preliminares del libro “Sociología y Derechos Humanos: Introducción

http://www.bubok.es/libros/235144/Sociologia-y-Derechos-Humanos-Introduccion

Sociología y Derechos Humanos

El presente artículo es una forma de cooperación junto a los actuales esfuerzos de la sociedad democrática en participar del programa mundial para la educación en derechos humanos [[i]]. Su objetivo es esbozar algunas líneas de reflexión sobre los contenidos de sociología y derechos humanos para desarrollo en un taller sociológico y curso formativo.

Tiene el mismo aplicación para situar la cuestión de la diferencia en frente de los temas ideológicos, a la cual examina bajo varios aspectos: (a) en torno al problema del individualismo en el siglo XX, en relación al cual algunos publicistas erróneamente apuntan la presunta ligación de los derechos humanos, en razón de esos últimos inicialmente centraren su foco en el individuo; y (b) en referencia con el impacto de las técnicas de información y comunicación (las TICs), que no sólo potencializan la indispensable libertad de expresión, pero ponen en relieve la difusión de los derechos humanos y sus violaciones.

Obviamente, el método utilizado aquí es una aplicación de la sociología, y consiste en situar la materia en el marco de la realidad social e histórica. Sin embargo, esta orientación no significa privilegiar la conocida clasificación de las tres generaciones de derechos humanos, preferida por muchos sociólogos, en detrimento de su enfoque multidimensional.

 

El elemento de la solidaridad internacional

 

De lo contrario. Desde el punto de vista del pluralismo efectivo de la realidad social, con sus escalas, sus cuadros sociales y sus procedimientos dialécticos, el aspecto multidimensional de los derechos humanos en su interpenetración, afirmándose unos por los otros, no podría permanecer en según plano, sobre todo porque hay en eso el elemento de la solidaridad internacional, puesto en foco por la tercera generación de los derechos humanos, que, abarcando los derechos que van más allá del ámbito civil y social, alberga el amplio espectro de los derechos grupales y colectivos, los cuales, en medio de otros, apuntan a la consecución de un nivel de vida adecuado.

Entre los tópicos debatidos aquí, se observó que la era de las tecnologías de la información y comunicación (TICs) favorece la tendencia para la retomada del utilitarismo como doctrina de recorte moral, y que este hecho debe ser tenido en cuenta en el estudio de los derechos humanos desde el punto de vista sociológico, ya que allí, igualmente a los adeptos actuales del atomismo, prevalece la visión de la sociedad únicamente de individuos para la realización de fines que son primariamente los fines individuales, lo que lleva a hablar de que “no hay tal cosa como una sociedad”, y por extensión nada del derecho internacional a la solidaridad [[ii]].

 

Carácter indispensable del WPHRE

 

Carácter indispensable de un programa educativo como el Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos / World Programme for Human Rights Education (WPHRE) de cara al impacto pro utilitarismo doctrinal resultante de las TICs.

 

De ahí, de ese impacto pro utilitarismo doctrinal resultante de las TICs, uno puede ver claramente el carácter indispensable de un programa educativo como el Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos / World Programme for Human Rights Education [[iii]], que fomenta la tomada de consciencia y promueve junto al periodismo y a los medios de comunicación su vinculación a los derechos humanos. Tanto más exigida cuanto las formas de participación social en el contexto de una era de tecnologías de información y comunicación pasa por una cultura del compartir [[iv]].

Sin embargo, en la medida en que el utilitarismo doctrinal y el atomismo social pueden servir como cobertura y justificación de las posiciones pro mercaderizacción de las relaciones sociales [[v]], la cual es claramente perjudicial a la universalización de los derechos humanos, revelase una situación igualmente desfavorable a los titulares de derechos y a la percepción de los comportamientos y representaciones generatrices de violaciones, incluso las imágenes despreciativas de otros [[vi]].

Como saben, en el contexto de las desigualdades sociales, muchas personas tienen una idea equivocada de que, si los otros están a lograr los derechos, van ellas a perder lo que creen ser derechos, pero que en verdad revelan privilegios. De ahí la relevancia de la crítica psicosociológica, más indispensable cuanto las imágenes despectivas permanecen disimuladas o disfrazadas en las jerarquías sociales donde prevalece la distribución compulsiva de ventaja competitiva [[vii]].

 

El derecho de saber

 

Sea como sea, en la medida en que el derecho de saber es un requisito para la libertad de pensamiento y de conciencia, así como la libertad de pensamiento y la libertad de expresión forman las condiciones necesarias para la libertad de acceso a la información, pueden decir que la educación en derechos humanos se desarrolla básicamente en la libertad de expresión y reunión.

 

La falsa alternativa de la moral y de la política

Por último, el tópico donde a menudo se debate la ‘’cuestión de saber si los derechos humanos son de matiz moral o tienen coloración político ideológica es un plano complejo que también tiene su lugar en este artículo, pero con unas pocas líneas, ya que esta alternativa de la moral o la política deja de existir, una vez admitido que la acción en que los organismos del Estado están participando y están promoviendo es la acción pública, cuyo marco de referencia es la sociedad democrática y no el aparato del Estado [[viii]] .

Esto significa que, en lugar de los temas ideológicos (el papel del Estado nacional, la participación en los partidos políticos, por ejemplo), los temas colectivos reales (las relaciones con los otros, incluso las relaciones con los grupos, las clases, las sociedades globales) deben ser puestos en releve, ya que son esos últimos y no los primeros que traen consigo los obstáculos reales a la universalización de los derechos humanos, tales como las desigualdades sociales, la degradación del medio ambiente, los desastres ambientales (guer- ras, eventos naturales y de salud pública) y la necesidad de saneamiento (sanitation).

Por su vez, esa referencia a los elementos de la sociedad democrática emerge con fuerza desde la perspectiva de profundización de la educación en derechos humanos, que, además de los sistemas de enseñanza del primero, segundo y tercer grado, es orientada a la capacitación de maestros, funcionarios públicos, incluidos los militares, así como periodistas y profesionales de los medios de comunicación.

A la vista de esa dimensión transversal correctamente diseñada en el mencionado Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos / World Programme for Human Rights Education, ya poden comprender que, como consecuencia de ello, el factor que imprime el contenido de los derechos humanos no es primordialmente un elenco de medidas con la misma manera (recursos técnicos y articulación de intereses ) de las que se aplican generalmente a poner en obra, por ejemplo, una estrategia diferenciada de acción económica para el desarrollo, aunque este tenga metas que respecten y valoren la población civil de bajos ingresos, como es ampliamente deseable. Pero el factor que imprime el contenido de los derechos humanos plantea como primordial la tomada de conciencia de los obstáculos efectivos a la universalización. De ahí la relevancia de la sociología, y de la psicología colectiva que ella trae, en esa práctica pedagógica.

 

La falsa orientación de la cuestión del papel del Estado

A su vez, el intento exagerado para reducir el desafío de la universalización de los derechos humanos a la cuestión ideológica del papel del Estado tiene poco aprovechamiento, cuando se trata de comportamiento y conciencia colectiva. En verdad, al despreciaren el potencial de las nuevas formas de participación social planteadas por las TICs , varios publicistas desacreditan la posibilidad de universalización de los derechos humanos (con la reducción de las violaciones en escala global) y, en razón de ese escepticismo, sostienen equivocadamente que la actuación estatal en la promoción, garantía y reparación de los derechos humanos, al desarrollarse como solamente más una de las políticas públicas establecidas, debería servir a los dictámenes del pensamiento ideológico de turno.

Tratase en este caso una falsa orientación que no es más que una mistificación de las teorías de hegemonía. Aunque integrados en el dominio jurídico interno de los Estados Miembros de las Naciones Unidas, los derechos humanos proceden de estas últimas, como bloques de sociedades globales, y, por esa razón, constituyen factor de apaciguamiento de los grupos y de reconocimiento de las poblaciones civiles. Además, se muestran históricamente arraigados en las intermediaciones de las sociedades democráticas y no hay manera de utilizarlos para fines distintos de su universalización. De lo contrario se perderá la libertad intelectual y de expresión que es crítica para ellos.

En este artículo, al revalorizar las actividades de la sociedad democrática que contemplan el psiquismo colectivo, como la mencionada libertad intelectual y de expresión (incluso las acciones pedagógicas), se pone de relieve la diferencia de los derechos humanos y la especificidad transversal de sus temas, que no deben confundir a los temas ideológicos, puesto que los temas de DDHH no sirven de trampolín para los proyectos de poder y hegemonía.

Dirigido a la cooperación con el mencionado programa mundial para la educación en derechos humanos, se comparte la comprensión de que, como un procedimiento eficaz en la universalización, la educación en esta área contribuye a combinar los programas y políticas de derechos humanos, por una parte, y por otra, las acciones pedagógicas.

 

***

 Notas de Fim

 

[i] El programa mundial para la educación en derechos humanos es fomentado por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas – World Programme for Human Rights Education (2005- on going).

http://www.ohchr.org/EN/Issues/Education/Training/Pages/Programme.aspx

[ii] La comprensión del problema de los valores e ideales que se saca de la orientación durkheimiana está basada en la oposición al utilitarismo doctrinario, de tal suerte que la teoría sociológica se define contra cualquier posicionamiento eudemonista (eudaemonism) en esa materia. La recusa de la “utilidad” o especialmente de lo “que es utilitario” como criterio último de las acciones humanas y como base mensurable de análisis de las cuestiones políticas, sociales y económicas hacía parte del compromiso de Durkheim en defender la especificidad de la realidad social y, por esta vía, repeler cualesquiera tentativa que pretendiese establecer un absoluto para la vida moral con imposición a los hechos sociales. De ahí su orientación por la cual las principales obras de civilización como la religión, la moralidad, el derecho, el arte sean sistemas de valores culturales cuya validad objetiva consiste en su referencia al nivel (escalón, “palier”) de realidad social más profundo de los ideales.

[iii] http://www.ohchr.org/EN/Issues/Education/Training/WPHRE/ThirdPhase/Pages/ThirdPhaseIndex.aspx

[iv] El foco de la cultura del compartir son las redes P2P de computadores (Peer-to-peer, del inglés, par-a-par o simplemente punto-a-punto) donde cada uno de los puntos o nodos de la red funciona como es sabido tanto como “cliente” cuanto como servidor, permitiendo compartir servicios y datos sin la necesidad de un servidor central. Puede ser usada para compartir música, videos, imágenes, datos, en fin cualquier cosa con formato digital. En ese modelo de red, tomados a los pares, los computadores son proveedores y consumidores de recurso, diferentemente del modelo cliente / servidor, donde el servidor alimenta toda la red y los clientes solamente consumen. Es muy conocida por el compartir de los ficheros.

Sin embargo, las redes P2P son utilizadas para otras áreas, tales como el almacenamiento, distribuidos en los medios académicos y científicos y telecomunicaciones, por ejemplo. Hoy en día, el compartir de informaciones se generalizó con las redes sociales en la internet y para allá de ella, en cooperativismos variados, incluso para comunicar presencialmente los artículos y los escritos literarios y de opinión, profundando las prácticas de la libertad de expresión.

[v] La mercaderizacción es un concepto con largo empleo en la crítica de la sociedad. En este trabajo es utilizado para designar el control capitalista en ámbito de la psicología colectiva, como mercaderizacción de las relaciones humanas, pero deben tener cuenta que hay una tendencia para la mercaderizacción de la sociedad: “La mercaderizacción de la sociedad es la universalización de la excepción mercantil (la excepción por la cual la oferta y la demanda no se corresponden sino bajo una “asimetrización” por la que uno u otro polo sale perdiendo).” (…) Cf: Jorge Iacobson: “El marketing como ideología”. Internet, Revista “Bajo Control” (25/11/2010) http://bajocontrol.over-blog.es/article-el-marketing-como-ideologia-61689499.html (verificado en 2 de Abril 2013).

[vi] Muchas veces las imágenes despreciativas de los otros se ligan a la mentalidad conformada, sumisa al que está prestablecido, llevando a una falsa comprensión de las relaciones humanas, de tal suerte que, al envés de percibidos como integrantes de un Nosotros, los otros son reducidos al imaginario psicologista. De ahí la poca relevancia atribuida a las experiencias efectivas que el grupo acumuló. Además, muchos descartan como negable, juntamente con la sintaxis existente, el histórico (acervo) de las prácticas del grupo, incluso sus modelos y procedimientos anteriormente desarrollados en la organización productiva (en vigor en la sintaxis existente). Por tanto, se aplican aquí las observaciones redescubiertas en la formula atribuida al filósofo de la Roma antigua Cícero (106 AC – 43 AC), de que, al comentarla, el notable sociólogo C. Wright Mills hace ver el imaginario psicologista, por su vez descripto como interacción más o menos lúdica de tres personas (Cf. C.Wright e Gerth, Hans: Caráter e estrutura social: a psicologia das instituições sociais, tradução Zwinglio Dias, Rio de Janeiro, Editora Civilização Brasileira, 1973, 508 págs). Es decir, en la mentalidad conformada, que es resignada a la imposición de las conductas prestablecidas, las relaciones humanas son vistas por el filtro del imaginario psicologista y pueden ser resumidas en un juego individualista y “social atomista” en que tres imágenes personales recobren la realidad social, a saber: la persona que uno “piensa” o se representa que es, la que los otros piensan que él es, aquella que él juzga o supone que los otros piensan que él sea. Todo el dominio de la psicología individualista se resume en ese imaginario interpersonal desgarrado, con las siguientes características: (a) es un imaginario hecho de evaluaciones arbitradas en las preferencias subjetivas o veleidades proyectadas sobre los otros; (b) es hecho de autoevaluaciones que únicamente reflecten el carácter prestablecido de las reglamentaciones y de las conductas jerarquizadas de los aparatos organizados. Teorizado o non, tratase de un imaginario frecuentemente supervalorado en las técnicas utilizadas en los entrenamientos corporativos, incluso los psicodramas y los socio-dramas (originalmente concebidos en la sociometría de J.L. Moreno, 1889 – 1974). Indiferente a la realidad social que oculta de si, en ese imaginario psicologista, la consciencia se mantiene más o menos cerrada sobre si, con tendencia a la introspección, lanza imágenes al exterior de donde las recibe, de tal suerte que esa perpetua interacción de autoimágenes entre individuos atomizados gira como una condenación, esto es, directamente centrada en la ansiedad de la naturaleza humana, acá de toda la aspiración colectiva.

[vii] La tendencia utilitarista de la sociología de la administración tuvo el mérito de haber puesto en relieve la categoría economicista de ventaja competitiva como criterio en la descripción del sistema de desigualdades en estratos económicos y sociales, aplicable a todas las cosas que cuentan puntos en un curriculum vitae y en portfolios.

[viii] En la historia moderna, cuando uno habla de sociedad democrática hace recordar las ciudades libres, que precipitaran el fin de la Edad Media y han dado fuerza a la sociedad industrial, estudiada esa última por Saint-Simon (Claude Henri de Saint-Simon, 1760 – 1825), el fundador de la sociología. El bloque histórico de las ciudades, con su sociabilidad característica, y más ampliamente los conjuntos de los agrupamientos de localidades (ayuntamientos, comarcas, comunas, etc.), tales como articulados o pactados en las varias instancias de la historia de las instituciones parlamentares, forman en realidad social la sociedad democrática.

Em defesa da população civil na Faixa de Gaza

Pillay condemns continuing attacks on civilians in Gaza

Ícone+legenda SSF_RIOpeq

GENEVA (31 July 2014) – UN High Commissioner for Human Rights Navi Pillay on Thursday strongly condemned the 30 July shelling by Israeli military forces of a UN school in Gaza sheltering people fleeing the violence, as well as other attacks on schools, hospitals, places of worship and vital infrastructure such as Gaza’s only electric power plant.

She underlined the need for “real accountability considering the increasing evidence of war crimes and an ever-growing number of civilian casualties, including some 250 children.”

“Six UN schools have now been hit, including another deadly strike on 24 July that also killed civilians,” Pillay said. “The shelling and bombing of UN schools which have resulted in the killing and maiming of frightened women and children and civilian men, including UN staff, seeking shelter from the conflict are horrific acts and may possibly amount to war crimes,” Pillay said. “If civilians cannot take refuge in UN schools, where can they be safe? They leave their homes to seek safety – and are then subjected to attack in the places they flee to. This is a grotesque situation.”

“Under international law, humanitarian relief personnel and objects used for relief operations – this would include UNRWA schools in Gaza being used as shelters – must be respected and protected,” Pillay said. “An attack against humanitarian relief personnel and objects used exclusively for relief operations, is a violation of international humanitarian law and may amount to a war crime.”

The situation in the Gaza strip has markedly deteriorated in recent days, as Israeli military forces expanded their bombardment and military ground operations. Since the Israeli military operation began on the night of 7 July, more than 2,700 air raids, firing more than 4,000 missiles, have been conducted in addition to artillery and naval bombardment.

As of 4:00 p.m. on Wednesday, more than 1,200 Palestinians had been killed, including at least 850 civilians. More than 250,000 have been displaced, many on multiple occasions, with the shelters overflowing and unable to accommodate terrified new arrivals.

“The numbers don’t begin to adequately tell the tale of the ongoing human tragedy in Gaza,” said Pillay. “What we are witnessing is the killing of entire families, and of children in the street either playing or trying to find safety. Waves and waves of ordinary people continue to flee their homes as the already weak infrastructure in Gaza caves in under the relentless bombardment.”

Pillay expressed alarm at how this crisis has gravely affected civilians in Gaza, including an attack on Beach camp on 28 July, in which 12 children and an elderly man were killed while playing, walking or buying supplies in shops. There were reports of a similar attack in the Shi’jaiya neighbourhood of Gaza yesterday, an area already subjected to intense bombardment, when a marketplace was bombed during a supposed humanitarian ceasefire, with many civilians killed.

“The killing of civilians, including children, as they played or shopped in Beach Camp in Gaza during the end-of-Ramadan Eid, traditionally a time of celebration and happiness, is profoundly disturbing,” the High Commissioner said. “According to initial reports there were no military activities in the area, which begs the question – what possible justification could there be for such an attack?”

Pillay reiterated her condemnation of the indiscriminate firing of rockets into Israel by armed groups in Gaza and emphasized that military assets should not be located in densely populated areas nor should attacks be launched from such areas. More than 3,500 rockets and 800 mortars have been fired by armed groups in Gaza since the beginning of the crisis. Reportedly, three civilians in Israel have been killed so far. “The launching of indiscriminate attacks is a war crime,” Pillay said. In addition, 57 Israeli soldiers have been killed in the course of the hostilities.

She emphasized that issuing warnings to civilians, or any alleged violation of the laws of war by one party, does not excuse either party from their continuing obligations to protect civilians and respect the core principles of distinction, proportionality and precautions in attack.

Pillay cited what a Palestinian child had said to one of her staff in Gaza: “This little 7 year-old boy talked of his dream – and his dream is to have a Palestinian ‘Iron Dome’ protecting him and his family from Israeli attacks, just as the Israelis have their ‘Iron Dome’ system protecting them against rockets attacks from Gaza.

She also condemned the repeated attacks on Gaza’s overburdened hospitals which are packed with people injured and dying as a result of airstrikes and shelling.

“Like any other civilian object, hospitals are prima facie protected from attack,” she said “However, because of their vital importance, international humanitarian law specifically provides for their protection. Under the Fourth Geneva Convention, ‘civilian hospitals… may in no circumstances be the object of attack, but shall at all times be respected and protected by the Parties to the conflict.’ Intentional attacks on hospitals being exclusively used as hospitals amounts to a war crime.”

Accountability for any violations of international law is essential to end the recurrent cycle of violence. The Commission of Inquiry established by the Human Rights Council at its Special Session on 23 July 2014 will play a key role in addressing accountability issues related to the current hostilities in Gaza. “However, true justice will only be achieved by bringing cases in front of a fair and competent court,” Pillay said. “The international community has a collective responsibility to end this climate of impunity.”

The High Commissioner noted that the 2009 report of the Gaza Fact-Finding Mission* set up by the Human Rights Council provided a contextual, factual and legal analysis, as well as a set of recommendations for follow up, that “remain compellingly relevant in light of what is happening today.”

The report’s recommendations, including regarding referral of the situation to the International Criminal Court, remain relevant in view of the lack of progress in ensuring effective accountability through investigations at the domestic level.

“That accountability and justice is unlikely to be achieved through domestic proceedings is evident in the lack of adequate investigations, to this day, into even the most serious reports of violations contained in the Fact-Finding Mission’s report,” she added. “Instead, a huge orchestrated effort was made to denigrate the report and its authors to the point where its findings are being shamefully ignored.”

“It’s unforgivable that the international community could not find the political resolve to take the practical steps that the report said were essential,” she said. “These were designed to deter future violations, by ending the longstanding impunity that has been such a feature of this situation.”

ENDS

*To read the Report of the United Nations Fact Finding Mission on the Gaza Conflict: http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/HRC/SpecialSessions/Session9/Pages/FactFindingMission.aspx

Check the Universal Human Rights Index: http://uhri.ohchr.org/en

 

Pronunciamento da Ligue des Droits de l'Homme

REPRODUZO AQUÍ O COMUNICADO DA LIGUE DES DROITS DE L’HOMME – LDH DE QUEM SOU ADERENTE E CUJO POSICIONAMENTO EM RELAÇÃO À PAZ E À QUESTÃO PALESTINA SUBSCREVO.

 

COMUNICADO DA LIGUE DES DROITS DE L’HOMME – LDH EM DEFESA DA UNIDADE PELOS DIREITOS EM PALESTINA E DA UNIDADE CONTRA O ANTI-SEMITISMO EM FRANÇA E POR TODO O MUNDO

Reproduzido por Jacob (J.) Lumier

Mais uma vez, a proibição de uma manifestação em solidariedade com Gaza favoreceu as condições para a violência; mais uma vez, grupos escusos aproveitaram esta proibição para deslizar sobre a tensão, provocar violência, e violência pontuada por slogans, gestos e cantos com expressão nitidamente antissemitas. A Liga dos Direitos Humanos, que condenou a proibição de manifestar tanto quanto as manifestações de anti-semitismo, posiciona solenemente uma advertência; as evidências mostram que é preciso suplantar isso por um jogo de cena com expressões fortes e responsáveis de solidariedade e de paz. LDH lembra que onde quer que fossem permitidas as manifestações foram realizadas de forma pacífica. Ela conclama para uma vigilância a todas aquelas e aqueles que querem expressar a sua indignação em face da ofensiva israelense e a sua solidariedade com as vítimas, a todas aquelas e aqueles que querem manifestar seu desejo de justiça para o povo palestino. Ela os convoca para repelir qualquer instrumentalização pelos provocadores que estão em ligação mais ou menos alteradas com os líderes da extrema-direita. Jamais a justiça e a paz necessitaram tanto de uma expressão unitária e forte. Mais do que nunca, devemos permanecer firmes e concentrados nas demandas de urgência de porvir que fundam nossa solidariedade: cessar-fogo, suspensão do bloqueio, a retomada de conversações e de negociações para a criação de um Estado palestino. LDH pede para continuar e ampliar tudo o que permita incentivar a livre expressão da voz e energia em torno desses objetivos. Ela rejeita e condena qualquer manifestação de anti-semitismo, quaisquer expressões e forças que atuam para deslegitimar a causa da paz e isolar o povo palestino.

 

 

28.07.2014

UNITÉ POUR LES DROITS EN PALESTINE, UNITÉ CONTRE L’ANTISÉMITISME

 

Communiqué LDH

 

Une fois encore, l’interdiction d’une manifestation de solidarité avec Gaza a favorisé les conditions de la violence ; une fois encore, des groupes de casseurs ont su profiter de cette interdiction pour surfer sur la tension, provoquer des violences, violences ponctuées de slogans, gestes et chants au caractère nettement antisémite.

La Ligue des droits de l’Homme, qui a condamné les interdits de manifester aussi bien que les manifestations d’antisémitisme, met solennellement en garde; on entend d’évidence substituer une sorte de jeu de rôles aux expressions fortes et responsables de la solidarité et de la paix.

La LDH rappelle que partout où les manifestations ont été autorisées, elles se sont déroulées dans le calme.

Elle invite à la vigilance toutes celles et ceux qui veulent crier leur colère face à l’agression israélienne et leur solidarité avec les victimes, toutes celles et tous ceux qui veulent manifester leur désir de justice pour le peuple palestinien.

Elle les appelle à refuser toute instrumentalisation par des groupes provocateurs et haineux, entretenant des relations plus ou moins troubles avec des leaders d’extrême droite.

Plus que jamais, la justice et la paix ont besoin d’une expression unitaire et forte.

Plus que jamais, il nous faut rester fermes et rassemblés sur les demandes d’urgence et d’avenir qui fondent notre solidarité : cessez-le-feu, levée du blocus, reprise de pourparlers et de négociations pour la création d’un Etat palestinien.

La LDH appelle à poursuivre et à amplifier tout ce qui permettra de favoriser la libre expression des voix et des énergies autour de ces objectifs.

Elle rejette et condamne toute manifestation d’antisémitisme, toutes expressions et forces qui travaillent à délégitimer la cause de la paix et à isoler le peuple palestinien.

Paris, le 28 juillet 2014

 

http://www.ldh-france.org/unite-les-droits-en-palestine-unite-contre-lantisemitisme/

 

 

 

Los derechos humanos contra el vigilantismo digital

 

“Peligrosa práctica de la vigilancia masiva digital debe ser objeto de controles y contrapesos independientes” – Pillay

GINEBRA (16 de julio de 2014) – El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, advirtió el miércoles que los estudios realizados por su oficina y otros han puesto de manifiesto una falta “preocupante” de transparencia sobre las políticas y las prácticas de vigilancia gubernamentales “, incluyendo la coerción de facto de las empresas del sector privado para facilitar el acceso a la información y el barrido de los datos relativos a particulares, sin el conocimiento ni el consentimiento de éstos “. Ícone+legenda SSF_RIOpeq

Esa falta de transparencia está obstaculizando gravemente los esfuerzos para asegurar la rendición de cuentas de las violaciones de los derechos humanos resultantes. Por otro lado, eso sirve para “hacernos conscientes de que están llevando a cabo tales violaciones a pesar de un marco jurídico internacional claro, que establece las obligaciones de los gobiernos para proteger nuestro derecho a la privacidad y otros derechos humanos relacionados “.

Pillay dijo que su oficina ha estado trabajando durante más de un año en la compleja red de cuestiones relacionadas con el derecho a la vida privada frente a la tecnología digital moderna y las medidas de vigilancia digital. Se ha examinado la legislación nacional e internacional existente, una serie de sentencias judiciales recientes, y compilado información de una amplia variedad de fuentes, entre ellas a través de un cuestionario enviado a los Estados, las organizaciones internacionales y regionales, las instituciones nacionales de derechos humanos, organizaciones no gubernamentales y las empresas privadas del sector.

Como parte de este proceso en curso, la oficina de Pillay publicó el miércoles (16 de julio) un informe solicitado por la Asamblea General de la ONU en diciembre de 2013, que subraya la necesidad de controle y de salvaguardas procedimentales contra los programas de vigilancia gubernamentales.

El informe, titulado “El derecho a la privacidad en la era digital“, advierte que la vigilancia masiva Gubernamental está “se convirtiendo en un hábito peligroso en lugar de una medida excepcional”, y que las prácticas de muchos Estados revelan “la falta de legislación y / o de la ejecución nacional adecuada, la debilidad de las garantías procesales y supervisión ineficaz. ”

“Las plataformas tecnológicas sobre la vida política, económica y social global son cada vez más no sólo vulnerables a la vigilancia masiva”, dice el informe, pero “en realidad pueden facilitarlo.”

“La existencia misma de un programa de vigilancia de masas … crea una injerencia en la vida privada. Recae sobre el Estado el onus de demostrar que tal interferencia no es ni arbitraria ni ilegal “, dijo Pillay, y señaló que el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece que” nadie será subyugado a injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni sera objeto de ataques ilegales a su honra o a su reputación”. El Pacto es un tratado vinculante ratificado por 167 Estados, también dice que” toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o esos ataques”.

El informe del Alto Comisionado señala que “las normas secretas e interpretaciones secretas de la ley – incluso interpretaciones judiciales secretas – no tienen las cualidades necesarias de” ley “. La naturaleza secreta de los poderes específicos de la vigilancia trae consigo un mayor riesgo de

ejercicio arbitrario de la facultad de apreciación que, a su vez, exige una mayor precisión en la norma que regula el ejercicio del poder discriminatorio, y la supervisión adicional. ”

El informe señala que, si bien que el envolvimiento judiciario puede ayudar a evaluar si tal vigilancia cumple las normas establecidas por el derecho internacional de los derechos humanos “, la implicación judiciaria en la supervisión no debe ser vista como una panacea. Insta a los Estados a establecer instituciones independientes para monitorear una tal vigilancia .

“En varios países, lo que justifica una revisión judicial de las actividades de vigilancia digital de la inteligencia y / o de los organismos de aplicación de la lei han llevado de manera efectiva a un ejercicio de caucho-stamping”, afirma. “La jurisprudencia en nivel regional ha hecho hincapié en la utilidad de un órgano de supervisión totalmente independiente, en especial para supervisar la ejecución de las medidas de vigilancia aprobados.”

Mientras que las salvaguardias pueden tomar una variedad de formas, el informe señala que la atención se está convirtiendo cada vez más hacia modelos mixtos de supervisión administrativa, judicial y parlamentario. “La implicación de todos los poderes del Estado en la supervisión de los programas de vigilancia, así como de una agencia de supervisión civil independiente, es esencial para asegurar la protección efectiva de la ley”, afirma.

(…)

Más informción
http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/media.aspx?IsMediaPage=true

http://www.ohchr.org/EN/Issues/DigitalAge/Pages/DigitalAgeIndex.aspx